Rusia despenaliza violencia intrafamiliar

Rusia despenaliza violencia intrafamiliar

Putin aprueba ley que despenaliza la violencia domestica. Una nueva polémica que envuelve a Rusia.



El presidente de Rusia Vladímir Putin, ha promulgado una ley que despenaliza la violencia doméstica en los casos en donde no cause lesiones o se produzca de manera no continuada. Lo que antes se castigaba con penas de cárcel, ahora se pagará con mutas de hasta 500 euros (unos 340.000 pesos chilenos) además de sanciones administrativas o breves arrestos.

Según la nueva ley, las agresiones que causen dolor físico sin lesiones, y dejen moretones o heridas que solo sean superficiales en la piel, no serán consideradas un delito, sino solamente una falta administrativa con multas en dinero. Así, según el proyecto presentado, una persona que deje moretones en su pareja o su hijo, solo deberá pagar la multa para dejar atrás el tema, mientras no vuelva a cometerlo con el mismo pariente durante los próximos 12 mesesEl agresor solo podrá ser procesado si vuelve a golpear al mismo familiar y sería castigado con cárcel, siempre y cuando la victima logre demostrar los hechos, porque la justicia no actuará de oficio en estos casos.

La adopción de la ley augura otras iniciativas legislativas de tendencia ultra conservadora, en un país donde la iglesia ortodoxa ha ido ganando influencia, sin embargo, lo más llamativo es que esta ley ha salido adelante por dos diputadas y dos senadoras mujeres de “Rusia unida”, el partido del presidente Vladimir Putin.

Lejos de ser una idea marginal de un sector ultra conservador, el texto ha tenido un apoyo casi unánime durante las sucesivas votaciones que requiere el proceso en el parlamento ruso, con un solo voto en contra en la primera lectura, dos votos en contra en la segunda lectura y tres votos en contra en la tercera lectura, dando luz verde para que la semana pasada la cámara alta haya dado el visto bueno a la iniciativa.

Los críticos de la ley tenían poca esperanzas de que Putin se negase a firmarla, ya que el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov ya se había pronunciado a favor del texto.

Una de las impulsoras de esta ley es la legisladora Yelena Mizulina, quien ha justificado los nuevos cambios porque ya hay 59 artículos que estipulan la responsabilidad penal por la violencia. Según Mizulina, la despenalización afectará a golpes físicos que no requieran atención médica y que son, en su opinión, "disputas familiares con consecuencias menores".

La ley ha sido duramente criticada por los grupos feministas en Rusia, los cuales todavía son minoritarios, según datos del ministerio del interior del mismo país, más de 12 mil mujeres mueren cada año víctimas de la violencia doméstica, en la mayoría de los casos a manos de sus esposos.

La desconfianza en la policía y en la justicia, o el peso de los llamados “valores tradicionales”, hacen que entre un 60% y un 70% de las agredidas, nunca llegue a denunciar su maltrato.

Por su parte, los defensores de la ley, consideran que el proceso administrativo acelera los tramites a la hora de denunciar, y al mismo tiempo no impide al agresor rehacer su vida, ya que la ley no lo inhabilita para ejercer cualquier profesión. De acuerdo con las encuestas, casi un 60% de los rusos respalda una reducción del castigo para conflictos menores en el seno familiar.

Por otro lado, ante las fuertes críticas que recibió la ley en Rusia y en el extranjero, el Kremlin llamó a no confundir los conflictos familiares con la violencia doméstica, hay que diferenciar claramente las relaciones familiares de los casos de reincidencia. “Si se lee el proyecto de ley, uno se dará cuenta de que los casos de reincidencia si acarrean responsabilidad penal”, dijo Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin.


¿Qué te parece esta medida? Comparte y coméntala con tus amigos.


"Web Mujer es Marketing Digital para Mujeres Emprendedoras"

Comentarios